Publicado el

Respeto, humor y dulzura

Aleix Griñó estuvo en la escuela hace apenas una semanita e hizo lo mejor que sabe hacer: revolucionar la práctica de algunos como revolucionó la mía hace algunos años. Y esa revolución que Aleix aporta es, simplemente brillante.

El conocimiento tan profundo que Aleix maneja del cuerpo no es necesario, es vital para todos los practicantes de Yoga. Y creo que poco profesores de Hatha Yoga o Ashtanga Yoga lo «dominan» tanto como el.

Muchas gracias señor por haber «tocado» la escuela con tanto respeto, humor y dulzura. Aquí ya te estamos esperando de nuevo.

Te esperan los de dentro de la escuela y los de dentro de casa, también.🤭🩵🫂🙏.